DISCUSIÓN ABIERTA [Foro] Foros NOTAS DE PRENSA Ser o no ser: vaya usted a saber

Mostrando 0 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • Francisco Serrano CastroFrancisco Serrano Castro
      Participante
      Número de entradas: 26
      Hombre, o mujer, según se escrute en  el interior de cada persona  humana, a lo mejor nos estamos equivocando y hemos juzgado mal a estas nuevas generaciones espontáneas de jóvenes que reivindican el derecho a que la realidad biológica quede relegada. A lo mejor somos homófobos, trasnófobos, fascistas, sexistas, ultracatólicos regeneneracionistas ultramontanos, defensores del vil heteropatriarcado y estamos ofendiendo, promoviendo el odio a esos entes o entas  que proclaman su libertad a lapidar, escrachear, represaliar y perseguir a quienes no piensan como ellos, ellas, o lo que decidan en cada momento. Hombre, o mujer o lo que sea, a ver si llevan razón esas criaturas sin estudios y va a ser verdad que los niños no tienen churra o picha, porque lo de pene es una cursilada y el otro término al uso , vulgo fémina de cierta especie avícola, me parece muy grosero; y las niñas no tienen toto o chocho, porque lo de vulva es igual de cursi y el otro término que rima con la capital de La Rioja, es igual de obsceno.
       
       
      Hoy en día las certezas absolutas en este mundo de relativismo moral absoluto y pleno, deben ser sometidas a cuestión y debate, sobre todo cuando contradicen dogmas de esas masas que se sienten atacadas por nuestra incredulidad científica, que raya el insulto a sus convicciones fanáticas. No hay que ser tan radical como ciertos provocadores que van haciendo afirmaciones tan contundentes como esa que no me atrevo  ni a reproducir. Hoy los niños cuando nacen probablemente, y sólo probablemente,  tienen picha, una colita por la que hacen pipí y las niñas un chocho, una rajita por la que también miccionan. La caquita  lo hacen por el mismo sitio. Decir eso, sería menos agresivo para esta sociedad que está sufriendo una crisis aguda de inteligencia. Nos estamos igualando por mor de representar cada día que somos más tontos, pero más vale ser tonto que fascista, homófobo, transnofobo, etc….por eso hay que ser tolerantes, progresistas y comprensivos con esas críticas tan pacíficas, respetuosas y justificadas ante la agresión y provocación de afirmaciones tan rotundas.
       
      Hoy los niños y niñas aunque de fábrica vengan con picha o chocho, pueden ser tuneados a gusto del consumidor, vulgo sus padres, madres o lo que decidan ser, desde el Km cero. No es la criatura la que decide a tan tierno estreno de su experiencia con la vida,eso si no se ha decidido dejarle antes  desmantelados en la cadena de montaje; no,  quien lo decide, sin autorización judicial ni nada, que sí es necesaria para que un hijo de familias de corte heteropatriarcal pueda adquirir un inmueble o aceptar una herencia, y desde que viene al mundo, es una madre o un padre que tampoco están felices con su sexo de origen. Eso es progreso.  Por eso, sin generalizar y desde el pleno respeto a ciertas situaciones excepcionales que deben contar con todo el apoyo, concluyo: hombre,  o mujer o lo que sea, creo que hay que ser comprensivo, menos radical y dejar ser. La felicidad de esas familias , de esos niños que se ha decidido que sean niñas y de esas niñas que se ha decidido que sean niños. Lo contrario sería mostrar odio a quienes en libertad optan por transgredir el código de barras genético y la propia naturaleza. Experimentemos como si fueran gaseosa y dejemos que el tiempo, la madurez sexual de esos experimentos, tiernas y tiernos infantes de sexo indefinido, pueda sentenciar sobre esa polémica.
       
      Eso sí, recordar a esos promotores de la libertad, que, al respecto, ya existió un experimento, en el  que  un tal John Money, aprovechó que a un niño se le amputó, por una fallida operación de fimosis,  su miembro viril, otra cursilada marismeña, al nacer; resulta que el experimento consistió en   criarlo y educarlo como una niña, para demostrar que las personas no nacemos con un sexo y que éste es una construcción  educacional y social. Al llegar a la adolescencia , esa niña se sentía atraída por las compañeras de clase. Cuando tenía 16 años, su contradicción interior le llevó al suicidio. Pero vamos, hombre, o mujer o lo que sea, no seamos tan drásticos y pensemos que hoy corren nuevos tiempos en los que hemos de dar margen de confianza a estas nuevas corrientes de regeneración social y democrática, que ha cocinado los cerebros de este rebaño tan disciplinado y sumiso, en el que algunos todavía están  dispuestos a dar  la nota. Pena  que todavía no se hayan instaurado nuevos Gulags de  muros y alambradas moradas, para su reeducación y reinserción al redil.

      FRANCISCO SERRANO CASTRO
      Magistrado | Abogado | locutor y director de 'Justicia Social' en RSXXI
      Redactor y director del periódico digital 'XYZ'

      @despachoserranoabogados.com
      @xyzdiario.com/author/francisco-serrano
      @radiosapiens.es/category/justicia-social-2
      @sencillezyorden.es/users/francisco-serrano-castro/favorites

      LIBRO ESTRELLA:
      @sencillezyorden.es/libros-estrella/la-dictadura-de-genero

Mostrando 0 respuestas a los debates
Respuesta a: Ser o no ser: vaya usted a saber

You can use BBCodes to format your content.
Your account can't use Advanced BBCodes, they will be stripped before saving.

Tu información: