DISCUSIÓN ABIERTA [Foro] Foros NOTAS DE PRENSA Nos deja un grande de la grafología: DON JAIME TUTUSAUS LÓVEZ | Grafología

Mostrando 0 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • División TécnicaDivisión Técnica
      Superadministrador
      Número de entradas: 7639
      Hoy el colectivo grafológico está de luto. Ayer,  21 de junio de 2016, a la edad de 83 años,  falleció el profesor Don Jaime Tutusaus Lóvez.
       
      Nuestras sinceras condolencias a toda su familia y entorno más próximo.
       
      << Jaime Tutusaus Lóvez ha sido, es y será considerado, un reconocido erudito de la grafología a nivel mundial>>
       
      Don Jaime Tutusaus Lóvez
       
      Jaime Tutusaus Lóvez, nació en el seno de una familia humilde, el 14 de Noviembre de 1933 en L’Hospitalet de Llobregat, donde todavía residía, coincidiendo con las penurias de la postguerra.
       
      Asistió a la “Escuela Nacional” por un período de unos dos años, recordando a los maestros D. Mariano y D. Ministrol, que eran una excepción por su trato en aquella época. Luego pasó un tiempo en un colegio privado con el maestro Sr. Josa, muy amigo “del castañazo y el tentetieso”. En la “Escuela Nacional” fue el primero de la clase durante buena parte del período indicado.
       
      Cuando tuvo 14 años le pusieron a trabajar, naturalmente como aprendiz. Estuvo en varias empresas por breves períodos de tiempo: un establecimiento de venta de neumáticos y accesorios para automóviles, una imprenta, un taller metalúrgico. En la imprenta estuvo como medio año y se matriculó en la Academia Comercial para asistir a las clases nocturnas de los estudios denominados en aquel entonces “Comercio”, cuyas asignaturas principales eran la Contabilidad, el Cálculo Mercantil, la Correspondencia y otras materias, pasando los exámenes en la entonces prestigiosa “Academia Práctica de Barcelona” en la que se preparaban los que habían de ser peritos y profesores mercantiles. Por su parte se preparó bien en contabilidad (curso de jefe de contabilidad alcanzando una buena nota).
       
      Por curiosidad, interés y afán de saber devoraba cualquier libro que caía en sus manos, de ahí proviene la tendencia a “hacerse a sí mismo” y a formarse autodidácticamente. Vio claro que el primer paso debía ser trabajar en una oficina. Por recomendación de un amigo entró a formar parte de la plantilla administrativa de una fábrica textil en la que estuvo trabajando varios años. En un paréntesis, estuvo dos años llevando la contabilidad y administración de una empresa metalúrgica radicada igualmente en Hospitalet, el gerente de la cual se había formado en Francia, de ahí que era una empresa bien organizada en la que se aprendía mucho.
       
      Al salir de la academia frecuentaba la biblioteca cercana a la misma en la que dos libros y un extenso artículo de la enciclopedia Espasa-Calpe fueron los detonantes para alcanzar su destino grafológico seriamente. Estos libros fueron “Grafología” de Matilde Ras (1942), y “Tu alma y la ajena” (un capítulo) de Richard Muller-Freinfels (1946). La empresa textil en la que trabajó tanto tiempo solía solicitar los servicios grafológicos externos a los que él mismo tenía acceso. Luego, como vieron su afición le encargaban estudios breves en determinadas ocasiones. En Barcelona entró en contacto con una empresa de mercadotecnia de un tal Craven-Bartle, quien le fue pasando trabajos grafológicos, pues ya había conseguido cierto dominio en la materia, y en esta firma de vez en cuando hacía selecciones de personal y realizaba el llamado “tri”, o sea determinaba quienes parecían ser los finalistas.
       
      Durante mucho tiempo fue adquiriendo experiencia a través de la empresa en cuestión, pero también tomó clases de grafología durante unos dos años de la profesora Mª Rosa Panadés (sobrina de Múñoz Espinalt), quien colaboraba en la realización de trabajos grafológicos para el Instituto Belpost (enseñanza por correspondencia). Por otro lado, solicitó un análisis grafológico de su personalidad (que iba firmado por A. Vels) para conocerse más a sí mismo y, además, las bondades del sistema. La experiencia resultó muy satisfactoria.
       
      El profesor Tutusaus supo en aquel entonces que Vels y Múñoz Espinalt, eran nombres prominentes en el panorama grafológico, si bien cada uno de ellos seguía un camino distinto trabajando para empresas importantes y en un determinado período colaboraron en efectuar los encargos para el Instituto Belpost.
       
      Cerca de los 25 años, en medio de una vida austera y profesional como administrativo-contable, al proseguir el estudio de la grafología con Mª Rosa Panadés analizando, durante un período de un año, muestras de escritura de personas problemáticas a fin de redactar “fórmulas” para aplicar la grafoterapia, debió hacerlo tan bien que contrataron sus servicios tras someterle dos o tres escrituras a examen, cuyos resultados ya estaban contrastados.
       
      Entretanto, Augusto Vels había escuchado su nombre y estuvo tratando de localizarle durante bastante tiempo, hasta que finalmente lo logró, pues Vels estaba preparando una cena con algunos grafólogos, familiares y amigos a la que concurrió, pero la Asociación que se formó estaba llena de quirománticos y otras hierbas, por lo que no llegó a buen puerto.
       
      Se casó por primera vez en 1963. El matrimonio tuvo dos hijos y una hija. Entró a trabajar en una empresa como “asesor contable” de lo que se derivó el establecimiento por su cuenta, que duró aproximadamente 20 años, hasta su jubilación. Simultáneamente daba clases para la “Agrupación de Grafoanalistas Consultivos” (AGC), cuya sede está en Barcelona (España) y donde finalmente terminó siendo Presidente y Vicepresidente durante dos décadas.
       
      El profesor Jaime Tutusaus se declara “autodidacta” y buena parte de su vida la ha dedicado a la enseñanza e investigación de la grafología. Un día (no muy lejano) decidió compartir “su caudal de material grafológico”, tanto en aspectos teóricos como prácticos, a través de: LA TRILOGIA, “Grafología para grafólogos” (Editada por Rere el Traç) cuyo contenido es del más alto nivel.
       
      Finalmente, sólo nos resta considerar que el profesor D. Jaime Tutusaus Lóvez, ha sido, es y será considerado, un reconocido erudito de la grafología a nivel mundial.
       
      Descanse en paz para siempre…
      Sencillez & Orden
Mostrando 0 respuestas a los debates
Respuesta a: Nos deja un grande de la grafología: DON JAIME TUTUSAUS LÓVEZ | Grafología

You can use BBCodes to format your content.
Your account can't use Advanced BBCodes, they will be stripped before saving.

Tu información: