DISCUSIÓN ABIERTA [Foro] Foros NOTAS DE PRENSA Las etiquetas en la política europea

Mostrando 0 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • Francisco Serrano CastroFrancisco Serrano Castro
      Participante
      Número de entradas: 26
      Hace tiempo que la distinción entre partidos de derechas e izquierdas solo sirve para justificar debates y tertulias de escaso o nulo nivel,  y con el fin de entretener a una sociedad que se traga cualquier mediocre o manido argumento, que cultivan unos medios de comunicación que entran en ese juego, y lo fomentan. Al final, lo cierto es que no existe ya derecha o izquierda, ni en España ni en  Francia ni en el resto de este decadente continente, que se mantiene a costa de un proyecto común que requiere de una profunda reestructuración si quiere sobrevivir de su propia debacle.
       
       
      La cuestión es poner etiquetas, pero solo desde una perspectiva  de quienes fuera de ese inexistente y falso arco político, quieren destruir y no contribuir a mejorar una estructura que, eso sí , requiere de profundos cambios y mejoras.  Europeos somos todos, no se puede renegar  de nuestras raíces,  ni de ese ilusionante  compromiso que puso término a  siglos de disensión, división y contiendas fratricidas. Pero un mercado común no significa sumisión de mercado, ni tampoco puede significar que cada Estado actúe a su libre albedrío.
       
      Lo difícil es encontrar un equilibrio entre las identidades nacionales, sus intereses y necesidades , para conjugarlos con esa superior estructura que las aúne sin imponer más sacrificios que los que implique una economía justa y reequlibradora, una economía enfocada a los ciudadanos de Europa, a una ciudadanía que se quiere seguir sintiendo orgullosa de su propia idiosincrasia, de sus raíces, tradiciones, himnos y banderas, pero sin renunciar a sentirse más grandes por formar parte de un edificio en el que el todo respeta y se fortalece de esas individualidades nacionales. Un edificio que también se debe preocupar de fortalecerse frente a enemigos exteriores, siendo conscientes de que somos los guardianes de una herencia valiosa que hemos  de legar a las generaciones venideras, compaginando, eso sí, esa exigible y necesaria protección, con los principios de solidaridad para quienes llaman a nuestras fronteras con el  positivo ánimo de aportar e integrarse, sin ánimo de destruirla desde dentro.
       
        Evidentemente, ello no supone ser contrario a Europa, es querer poner a  Europa en su justa y elevada medida. Hacer esas afirmaciones no supone sino ser europeista, siendo injusto que se califique como avance de progreso el pretender mantener el rumbo de la nave sin introducir giros de timón en su deriva de colisión. Y quien, por contra, se atreve a realizar esas afirmaciones no es un antieuropeista  de extrema derecha, es un demócrata preocupado por su patria y por el destino de esa Europa que también siente y defiende como algo propio, aunque eso sí, le parezca una carajotada el concurso de Eurovisión.

      FRANCISCO SERRANO CASTRO
      Magistrado | Abogado | locutor y director de 'Justicia Social' en RSXXI
      Redactor y director del periódico digital 'XYZ'

      @despachoserranoabogados.com
      @xyzdiario.com/author/francisco-serrano
      @radiosapiens.es/category/justicia-social-2
      @sencillezyorden.es/users/francisco-serrano-castro/favorites

      LIBRO ESTRELLA:
      @sencillezyorden.es/libros-estrella/la-dictadura-de-genero

Mostrando 0 respuestas a los debates
Respuesta a: Las etiquetas en la política europea

You can use BBCodes to format your content.
Your account can't use Advanced BBCodes, they will be stripped before saving.

Tu información: