¿ Qué miramos cuando miramos…?

DISCUSIÓN ABIERTA [Foro] Foros DISCUSIÓN ABIERTA [Foro] ¿ Qué miramos cuando miramos…?

Este debate contiene 4 respuestas, tiene 5 mensajes y lo actualizó Juan Allende Juan Allende hace 4 meses, 3 semanas.

  • Creador
    Debate
  • #17976 Respuesta
    Julio Cavalli
    Julio Cavalli
    Participante
    ¿Qué miramos en el grafismo de un alumno que posee ciertos trastornos característicos de la infancia, como por ejemplo el Déficit de Atención e Hiperactividad, el alimentario o algunas fobias..? 
     
    Alarma mucho más la obsesión de algunos grafólogos por analizar, diagnosticar y coleccionar letras de nenes con estas problemáticas que la de los maestros por solucionarlos desde una perspectiva áulica. 
     
    Mi punto crítico es éste:  
     
    Si Juancito tiene TDAH, por ejemplo, cuando me enfrento a su grafismo ¿qué busco decodificar? 
     
    -    Los indicadores de la enfermedad, Julio. 
    –    ¿Para qué…?, pregunto. 
    –    Para ayudar al docente y a su familia. 
    –    ¿En qué?, insisto.
     
    Silencio. Respuestas arbitrarias o automáticas fuera del contexto.  
     
    Es una postura metodológica análoga a una escritura de una persona diagnosticada con cáncer. Analizo los rasgos, busco el síndrome, ratifico indicadores de la enfermedad… y luego… ¿? 
     
    Si mi manejo inductivo del área grafopatológica es bueno y soy idóneo, mi función "preventiva" sería (como decía el Dr. Amado Ballandras) recomendar visitar a un médico porque "surgen algunas basuritas"… Y el cliente iba al médico y le decía:  
     
    "Dijo el Dr. Ballandras que en mi letra salen algunas basuritas… ¿podemos ver de qué se trata?"
     
    En cambio si la persona ya conoce su diagnóstico, más allá de que el escrito sirva para fijar indicadores conceptuales, ¿qué función tendría, entonces, mi hermenéutica? 
     
    Y aquí encontramos la analogía con infantil: qué potencialidades, qué recursos emergen del grafismo para rescatarlos y devolverlos como aliados en su lucha contra la enfermedad. 
     
    Siempre – si somos objetivos y buenos profesionales – encontraremos indicadores contra-restantes. Siempre! 
     
    Volviendo al origen del post, Úrsula Avé-Lallemant, quizás una de las autoridades más importantes en grafología infantil, decía (no con estas palabras, por supuesto) que ver el vaso medio vacío siempre es promiscuidad grafológica.  
     
    En sus trabajos y talleres siempre proponía una vuelta a la perspectiva hermenéutica inversa de la sostenida tradicionalmente: 
     
    - ¿Y si en vez de detenernos en los indicadores de anormalidad gráfica nos detenemos en los de indicadores de fortaleza, aptitudes y capacidades?
     
    Estas son las armas que los docentes, las familias. necesitan para “revertir” el proceso aunque sea, en forma mínima.  
     
    Detenernos en el síntoma y no ver las deficiencias sino sus potencialidades, desplaza “la crítica permanente” que se hace sobre el nene y definitivamente, un nuevo horizonte se nos abre. 
    Cuando enseñamos patologías gráficas, obligatoriamente debemos poner en primer lugar la necesidad de captar el síndrome actitudinal y aptitudinal positivo del sujeto, antes que la misma patología.  
     
    Muchas veces en lo "positivo emergente" está la revelación de sus déficits. Frida Kahlo, por citar solamente un ejemplo, es un reflejo elocuente de lo que escribo. 
     
    Esta es la base de la grafología infantil: ver siempre el vaso medio lleno, porque allí está la verdadera función interdisciplinar de un grafólogo. 
     
    El vacío lo ve cualquiera.

    JULIO CAVALLI
    Psicólogo | Pedagogo | Profesor | Director SP
    Buenos Aires | Argentina
    @jfku.academia.edu/JulioCavalli
    @facebook.com/portal.grafologico
    ---
    @sencillezyorden.es/users/julio-caballi/favorites

  • Autor
    Respuestas
  • #18457 Respuesta
    Javier Huerta
    Javier Huerta
    Participante
    Hola Julio y a todos-as!
     
    La grafía deformada que aparece con mayor frecuencia en la escritura de nuestros jóvenes, a lo que llamo escritura enferma, es uno de los elementos que intervienen en el fracaso escolar, debemos saber cómo se corrige y quién es la persona más adecuada para desarrollar estas terapias escriturales.
     
    Desgraciadamente, existe muy poca información sobre este tema, y los padres, en mucho de los casos, desconocen sus consecuencias, y lo que es peor, a quién pueden acudir. Como grafólogo creo que es fundamental darlo a conocer, y lo que es más importante, que existe solución mediante una adecuada terapia escritural, siendo los grafólogos especializados en ello, los mejores profesionales para solucionarlo.  
     
    Cuando los niños se inician en la escritura desde el periodo infantil, empiezan con ejercicios de grafomotricidad que le ayudan a madurar su motricidad fina y conseguir una mejor ejecución en las letras que grafican, utilizando para ello, cuadernillos de preescritura.
     
    Observamos gestos inmaduros típicos de la edad, como pueden ser: 
     
    – Temblores escriturales, sobre todo en trazados verticales. 
    – No ejecutan bien los óvalos y los deforman. 
    – Reenganches. 
    – Adosamientos. 
    – Letras mal ejecutadas. 
    – Mala proporción entre las partes de la letra. 
    – Roturas en los trazados. 
    – Líneas muy onduladas. 
    – Desorden en márgenes. 
    – Letras que caen o suben de forma exagerada. 
    – Torsiones en pies y crestas de las letras. 
    – Etc.
     
    Lo normal y como padres, esperamos que la escritura evolucione por sí sola, consiguiendo una escritura más firme y ágil a medida que vamos superando cada uno de los cursos del ciclo de primaria.
     
    Desgraciadamente, existe muy poca información que permita a los padres acudir a los especialistas que pueden ayudarnos a corregir esta enfermedad escritural, es decir, hablamos de la figura del reeducador gráfico, que no es otro que un experto grafólogo especializado en la reeducación gráfica, o también llamada grafoterapia.
     
    El reeducador gráfico, a través de una terapia escritural individualizada, permitirá corregir la escritura del niño o adolescente, cambiando el grafismo enfermo, es decir, la mala calidad gráfica, convirtiéndola en una escritura ágil y dinámica.
     
    Entendemos como “enfermedad escritural”, la deformación gráfica que se produce en una escritura, sin que intervenga ningún elemento neurológico, cuando dicha deformación no es propia de la edad del escribiente.
     
    A medida que pasa el tiempo, y sobre todo en el ciclo de la educación secundaria, el alumno necesita desarrollar una escritura más rápida para tomar notas y apuntes sobre las explicaciones de su profesor o para desarrollar un examen donde se requiere de un tiempo para realizarlo. 
     
    En este caso, el alumno no será capaz de realizar una escritura legible y entendible ni para él ni para el profesor, que será la persona que corregirá sus cuadernos y exámenes, convirtiendo su escritura, en una grafía mucho más deformada e ilegible al tener que aumentar su velocidad escritural, lo que le supondrá un bajo rendimiento escolar.
     
    Por experiencia, en muchos de los casos estudiados, los alumnos que poseen una mala calidad gráfica o enfermedad escritural, caen en el desánimo y en la frustración, alejándose de todo aquello que suponga escribir, ya que este acto le va a generar un gran esfuerzo, no compensado por su mala calidad gráfica, que llega a ser incluso ilegible, perjudicándole gravemente en el desarrollo escolar, que en muchos de los casos, acaban en fracaso.
     
    Saludos a todos y a todas!

    Francisco Javier Huerta Muñoz
    (Fundador de ESMAGRAF y Secretario de AEDEG)
    www.aedeg.es
    --
    sencillezyorden.es/users/javier-huerta/favorites

  • #18458 Respuesta
    Josefina MP
    Posefina Motis Purroy ,
    El Papel de la Atención.
     
    Con  frecuencia no se puede asimilar y procesar la cantidad de estímulos que llegan en un tiempo real. La atención es el mecanismo por el cual se  selecciona cierta  partes  de la información disponible y se ignoran otras.  De este modo el sistema nervioso focaliza  elementos de información que resultan relevantes para nuestros objetivos, y se ignoran otras.
     
     
    ________________________________________________________________________
    Josefina Motis Purroy
    Grafóloga, Psicóloga, Atn. Discapacitados, ATS. 
    Recursos Humanos [Barcelona]
    ——
    sencillezyorden.es/users/josefina-mp/favorites
     
     
  • #18459 Respuesta
    Trastornos del desarrollo y de la conducta ADD/ADHD
     
    Los principales síntomas de la problemática del síndrome de déficit de atención, con o sin hiperactividad (ADD/ADHD), son: la inatención, la impulsividad, la hiperactividad emocional y en algunos casos la agresividad. Lo anterior puede ser producto de trastornos biológicos – genéticos o debido a factores externos de tipo ambiental (algunos relacionados con el contexto intrauterino). Al respecto, es necesario señalar que estos problemas actualmente son padecidos por más del 5% de la población infantil, y por más del 50% de los padres de los niños con estos síntomas. No obstante, existen países donde el porcentaje es más alto.    
     
    Es necesario decir que este tipo de trastornos del desarrollo no sólo tienen causales de orden biológico, debido a que la complejidad humana en la esfera de los sentimientos, las emociones, las conductas y los pensamientos, no se puede reducir al problema biológico, por ejemplo, de un receptor de dopamina. Desde este punto de vista  es imposible limitar el comportamiento humano a la patología de uno o de varios genes. En otras palabras, también podríamos afirmar que este síndrome tampoco es originado sólo por factores externos relacionados con la familia, la escuela y la sociedad. A pesar de que las investigaciones más recientes plantean que el ambiente cultural en que viven las nuevas generaciones juegan un papel más determinante que lo biológico en estos problemas. 
     
    Habiendo llegado a estas primeras conclusiones es necesario plantear que también existen muchos factores que tienen incidencia en estos trastornos, y se refieren específicamente al nuevo estrés de la post-modernidad  y a las influencias internas y externas de los ambientes intrauterinos, en especial relacionado con que un “mal útero”, que pueden producir desequilibrios químicos y deficiencias en el flujo de la dopamina, la serotonina, la noradrenalina, acetilcolina, glutamato y algunos otros neurotransmisores que segregan las neuronas de ciertas zonas del cerebro para inhibir o modular la actividad de otras neuronas.
     
    La situación anterior, puede tener una gran influencia en la desorganización de la cartografía genética encargada de los procesos de estimulación e inhibición de estas sustancias endógenas. Estas son algunas de las razones, por las cuales  se debe de hacer  énfasis en la química cerebral, sin desconocer la influencia del entorno social, cultural y educativo en que el que viven los niños con ADD/ADHD. En consecuencia, se asume de entrada que estos trastornos son  una intricada red de procesos y de sucesos relacionados con el mapa genético y los factores ambientales. 
     
    Para el tratamiento de este síndrome se utilizan exámenes clínicos, tecnológicos, observaciones, escalas de conducta, test psicológicos y pedagógicos, tareas de ejecución, Grafología entre otros. Sin embargo se hace necesario aclarar que al utilizar términos como enfermedad escritural 
     es negativo,debido  que en muchos casos puede ser producto  de la nueva cultura de los nativos digitales ,cuyo cerebro es multitareas y por naturaleza cultural dichas generaciones nacen hiperactivas .Lo anterior hace que en muchos casos sean diagnosticados como ENFERMOS lo cual es un gran error por parte de docentes, Psicólogos y Grafologos.
     
    Atentamente,

    CARLOS ALBERTO JIMÉNEZ V.
    Magister Comunicación y Educación
    PHD Profesor Titular Universidad Libre Seccional Pereira
    ---
    ludicacolombia.com
    neuromarketing.com.co
    neuropedagogialudica.com
    neuropedagogiacolombia.com
    carlosalbertojimenez.com
    ---
    sencillezyorden.es/users/carlos-jimenez/favorites

  • #18469 Respuesta
    Juan Allende
    Juan Allende
    Moderador
    Buenos dias a todos! – Hola Julio, Javier, Josefina y Carlos Alberto!
     
    Estuve muy liado estos dias con los finales de cursos pero ya, y hasta el viernes, apareceré mas por aqui..
     
    Me parece muy interesante lo que vais exponiendo y, como siempre, entraré poco a poco poque hay muchos puntos que tocar (y no soy experto en grafopeterapia ni en niños)
     
    Ayer me plantearon en clase el caso de un niño de 12 años ( creo recordar ) al que en el colegio le exigen, poco menos que "manu militari", que escriba todas las palabras con ligazon absoluta. La madre está muy indignada porque considera una deformacion evitable lo que le estan imponiendo al muchachito.
     
    He recomendado algo que todos conocemos y de cuya utilidad estoy seguro porque lo he comprobado.
     
    Una de las dificultades de una mano que aun no sabe ligar bien es neuro-psico-motriz.
     
    Para relajar a esa mano y que se acostumbre a movimientos coordinados de cohesión es que trace todos los dias, al menos de borde a borde de dos folios, el movimiento en guirnaldas bucladas parecido a un muelle amplio abierto hacia arriba  Y QUE SE LE PLANTEE COMO UN JUEGO (no como un ejercicio)
     
    Genial tu aportación previa Carlos Alberto! (Como siempre)
    Abrazos

    JUAN LUIS ALLENDE DEL CAMPO
    Maestro | Psicólogo | Abogado | Perito | Escritor | Redactor | Científico | Investigador | Presidente | Director | Congresista | Miembro de honor

    @asociaciongrafopsicologica.com
    @sencillezyorden.es/revistas/revista-gramma
    @sencillezyorden.es/users/juan-allende/favorites

Respuesta a: ¿ Qué miramos cuando miramos…?

You can use BBCodes to format your content.
Your account can't use Advanced BBCodes, they will be stripped before saving.

Tu información: