Cuando la ideología lesiona el interés del menor.

DISCUSIÓN ABIERTA [Foro] Foros NOTAS DE PRENSA Cuando la ideología lesiona el interés del menor.

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó Francisco Serrano Castro Francisco Serrano Castro hace 2 meses, 3 semanas.

  • Creador
    Debate
  • #18583 Respuesta
    Mucha gente decente de este país, que me resisto a creer que seguimos siendo mayoría, aún cuando acomplejada, se avergüenza e indigna ante la hipocresía e indecencia de una minoría que nos quiere imponer su dictadura de pensamiento ideológico. 
     
     
    Al respecto, se está imponiendo la frase que D. Miguel de Unamuno le dirigió a Millán Astray, en el paraninfo de la Universidad de Salamanca en el año 36 “Venceréis porque tenéis la razón de la fuerza, pero no convenceréis porque no tenéis la fuerza de la razón”. 
     
    Pues bien, ahora la nueva dictadura de izquierda, nos impone una ideología de géneroque no solo está en contra del propio concepto de familia y de los valores y principios de quienes de verdad creemos en la Democracia, sino que además está suponiendo una conculcación sistemática de derechos fundamentales, donde también se encuentran los derechos de los niños a poder tener una estabilidad familiar, un padre y una madre que les quieran y cuiden de ellos y una familia materna y paterna; en definitiva, unas relaciones en las que primen la igualdad, el sentido común y la búsqueda del verdadero interés de esos niños que no es otro que el de su felicidad y su educación en valores. 
     
    Hace unos días nos rasgábamos las vestiduras porque una madre había abandonado un bebé en un contenedor de basura y sin embargo, vemos normal que una madre triture a su hijo cuando aún se encuentra en su vientre. Pero es más, también se le reprochaba al padre de que no hubiera hecho nada para evitar esa trágica situación.
     
    Al final, la cuestión es culpabilizar y estigmatizar siempre la figura del padre, pues la ideología de género solo busca eliminar la figura paterna de la vida de nuestros hijos e hijas. En el fondo se pretende que los niños se críen y eduquen sin el referente paterno. Los hombres son malos por naturaleza, y toda mujer que mata a su hijo lo hace por sufrir un trastorno provocado por una situación de maltrato por parte del varón. Ese planteamiento se eleva a axioma científico, cuando en realidad solo obedece a un planteamiento de fanatismo ideológico, que no admite argumento contrario. Es más, cualquier persona que piense lo contrario, aunque sea lo obvio, se convierte en un enemigo del sistema y resulta represaliado. Yo mismo he sido objeto de esa represalia.
     
    Por consiguiente lo que resulta absolutamente alarmante, es que esos planteamientos que se están inoculando como un veneno a la sociedad, se estén poniendo en práctica por profesionales que lejos de partir de criterios de rigor científico, imparcialidad y objetividad, se someten a posiciones de adoctrinamiento ideológico. En este sentido, el padre que no hace nada para evitar que un hijo acabe en un contenedor, probablemente porque no sabía nada de las intenciones de la madre, es un parte negligente y por tanto inidóneo para asumir su custodia.
     
    Sin embargo, cuando un padre que solícito se da cuenta de que una madre tiene en situación de abandono a su hijo y que el niño se encentra desatendido por negligencia y presenta problemas de salud, higiene y de nutrición, denunciando estos hechos ante los servicios sociales, fiscalía y Tribunales de Justicia, resulta que termina siendo valorado por esos profesionales de corte ideológico, que concluyen que el padre presenta algún rasgo de psicopatía, por atreverse a hacer algo tan vergonzoso como denunciar a una madre. En esos casos el padre que incluso puede haber sufrido varias denuncias falsas por violencia de género e incluso por abusos a su hijo, después de su archivo, se convierte en un padre conflictivo que ha iniciado una dinámica destructiva que perjudica a su hijo. Es decir, en cualquier caso ya sea por negligencia o por implicación, el padre también resulta inidóneo aunque la madre, resulta evidente que no está capacitada para su atención y cuidado.
     
    La pasividad se traduce en negligencia y la responsabilidad en intrusismo en la vida de la madre.
     
    En definitiva se ve que esos profesionales no conocen el Juicio del Rey Salomón, no le dan el niño a la madre (o al padre) que resulta obvio que defiende el derecho a su vida, su futuro y su felicidad… no, siempre se decantan por una figura, ya sea con razón o sin ella, la figura materna, y en el caso de que esa figura materna tampoco resulte la adecuada, el niño al final, para los filisteos.
     
    En nuestro caso para que los niños que aunque pueden tener un padre responsable, que les quiera y que tenga y reúna capacidad para su cuidado y atención, terminen siendo niños institucionalizados y probablemente adoptados por una pareja que los nuevos sabios (casi siempre sabias) determinen bajo su propia orientación ideológica.

    FRANCISCO SERRANO CASTRO
    Magistrado | Abogado | locutor y director de 'Justicia Social' en RSXXI
    Redactor y director del periódico digital 'XYZ'

    @despachoserranoabogados.com
    @xyzdiario.com/author/francisco-serrano
    @radiosapiens.es/category/justicia-social-2
    @sencillezyorden.es/users/francisco-serrano-castro/favorites

    LIBRO ESTRELLA:
    @sencillezyorden.es/libros-estrella/la-dictadura-de-genero

Respuesta a: Cuando la ideología lesiona el interés del menor.

You can use BBCodes to format your content.
Your account can't use Advanced BBCodes, they will be stripped before saving.

Tu información: