Alicia Martínez CarrascoAlicia Martínez Carrasco
Participante
Número de entradas: 97
Fecha: 26.08.2011
Autor: Alicia Martínez  
 
De acuerdo con Javier y Alberto en que la firma ofrece una información parcial y que el texto es necesario para efectuar el contraste. Igualmente, a mí, un texto sin firma se me queda cojo. A ésta le concedo gran importancia, pues por lo general me permite confirmar, rectificar o matizar lo observado en el texto. Necesito de ambos para tener una visión de conjunto para efectuar el perfil o informe de personalidad con la tranquilidad de contar con un material en condiciones.
 
Además, lo que resulta especialmente interesante a mi juicio, es el contraste textofirma. Su homogeneidad o divergencia que nos informa sobre la armonía o no de diferentes planos de la personalidad.
Hay datos en la firma que no van a proyectarse en el texto, y son muy valiosos. Sin embargo, el estudio de la firma muchas veces se torna más difícil que el texto y, más complejo de interpretar, más dado a una valoración subjetiva y, creo que este es el mayor riesgo en lo que compete a la firma y por lo que algunos grafólogos prefieren eludirla o no sacar el posible jugo que podemos extraer de ella.
 
Otra cuestión es el criterio de que la firma expresa la parte íntima y familiar del analizado. Mi experiencia me dice que no necesariamente. Tenemos que tener en cuenta que la firma es también social, la construimos para ser vista por otros, como un sello personal ante los demás. Este aspecto hay que dejarlo más abierto para no caer en errores: la proyección de los diferentes ámbitos de la personalidad, sus contrastes, fluyen con frecuencia indiferenciados entre el texto y la firma.
 
Finalmente, hay firmas ricas y expresivas, que te permiten hacer un boceto de personalidad (que ya sabemos debemos contrastar con el texto). Otras, se hallan a medio camino y, finalmente, de algunas firmas apenas recogemos algún dato que, incluso, en sí mismo se sostiene poco.
 
Pero, también me gustaría incidir en que en grafología, como en la vida, nos movemos como un péndulo; en este caso, profirma-antifirma, y que creo yo más justo y equilbrado no guiarse por modas sino por el propio sentido común. 
 
Saludos cordiales 

GRAFOTEC
grafologiagrafotec.es
-----------
sencillezyorden.es/users/alicia-martinez/topics