DISCUSIÓN ABIERTA [Foro] Foros DISCUSIÓN ABIERTA [Foro] Rasgos grafológicos en un trastorno depresivo Respuesta a: Rasgos grafológicos en un trastorno depresivo

Sencillez OrdenSencillez Orden
Superadministrador
Número de entradas: 1473
Fecha: 25.09.2010
Autor: Manuel J. Moreno
  
Hola de nuevo Félix,
Lo primero, corregir el error tipográfico de mi anterior correo respecto al término "distimia".
 
Volviendo a la depresión…, es interesante observar como cuando alguien presenta un síndrome depresivo…, se tiende a identificar causa con efecto. Se dice que lo que le pasa es que tiene depresión, dando a entender que es justamente "la depresión" el problema que justifica sus actitudes y conductas "depresivas"… -explicación circular-
 
La escritura, vista de la óptica y perspectiva grafológica, es una conducta más del repertorio de conductas de un sujeto, y en ella efectivamente podemos observar -en muchas ocasiones-, rasgos y signos que denotan depresión, fatiga, cansancio…, en general, un cuadro anímico "de números rojos".
 
Sin embargo, la depresión es en gran medida y en un importante porcentaje de casos, la expresión de una introversión de la libido, de la energía vital, de la motivación vital. El interés natural o vital por la vida se retira y se produce una regresión en cierto modo relacionable con el poderoso instinto del tánatos, la pulsión de nirvana, una regresión a la homeostasis del noser.
 
Podemos entender así la depresión y sus derivados como la expresión o consecuencia de causas diversas y por determinar en cada caso.
 
Por tanto, es a mi entender muy pobre e insuficiente diagnosticar a un sujeto de padecer una depresión, porque ésta no es la causa primaria en la mayoría de los casos, sino una consecuencia o resultante de procesos internos que requieren de una atención diferenciada.
 
Ahora bien, como la depresión o el cuadro depresivo prototípico, es un panorama anímico y actitudinal bien definido y característico, universal como expresión de un decaimiento animal de los procesos vitales (obsérvese el decaimiento en los animales, en el curso de cualquier enfermedad que afecte a la vitalidad…, sin querer extenderme a otros reinos naturales), resulta que la escritura, como conducta y exteriorización o proyección de la puesta en escena del sujeto en el mundo, en su circunstancia (Ortega), va a hacerse eco de dicho síndrome, de muchas y variadas maneras que sólo quien esté adiestrado y familiarizado con escrituras puede discriminar. Modos y maneras que en cada sujeto pueden expresarte de manera idiosincrática aunque reconocible en términos de lenguaje no verbal.
 
Todos los aspectos relativos al Movimiento como Imagen Mayor, particularmente el dinamismo, la firmeza del trazado -tensión-, la orientación espacial de las líneas y sus modos de progresión, la respuesta-actitud gráfica de los signos habitualmente relacionables con la volición (signos como las barras "t" o las modalidades de signos de puntuación…)… y un largo etc., todo ello se puede ver afectado, alterado…, "tocado", por la influencia de un aparato anímico en actitud de regresión y por tanto, de una vitalidad y motivación vital quebrantada en alguna medida…
 
Saludos cordiales
 
Manuel J. Moreno