DISCUSIÓN ABIERTA [Foro] Foros DISCUSIÓN ABIERTA [Foro] Dopamina y Serotonina en la escritura…. Respuesta a: Dopamina y Serotonina en la escritura….

Carlos A. Jiménez VélezCarlos A. Jiménez Vélez
Participante
Número de entradas: 126
LA DOPAMINA EL JUEGO Y LA ESCRITURA
 
Nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y nuestras acciones se transportan por medio de miles de millones de moléculas químicas llamadas hormonas, neuro-hormonas, neurotransmisores y péptidos que en últimas forman un gran sistema bioquímico encargado de recorrer todo el cuerpo humano, a través de conductos sanguíneos y linfáticos.
 
Vale la pena aclarar que la  noradrenalina se encarga de producir un estado de ánimo alegre y emprendedor; por el contrario la adrenalina es la que se encarga de activar el sistema de alerta entre el tálamo-hipotálamo y la hipófisis, para producir la huida o el ataque característica de la animalidad humana. Por último cabría mencionar que un exceso de la producción de dopamina puede llevar a la esquizofrenia, a la fantasía, o a la hiperactividad emocional que puede desencadenar procesos relacionados con la ansiedad, depresión y el estrés crónico, lo cual puede convertirse en el catalizador de la agresividad y de la violencia humana.
 
Siguiendo a Josef Zehentbauer (1955), podríamos afirmar que “La serotonina actúa como un calmante emocional, haciendo perder un poco la conciencia, y como somnífero; la dopamina excita de forma emocional y sexual, activa la conciencia, la fantasía y la creatividad; la acetilcolina hace posible la memoria y los conocimientos intelectuales, agudiza las percepciones y es el neurotransmisor de nuestro pensamientos; la noradrenalina hace estar despierto y tener claridad de conocimientos activa el estar alerta, pero también las reacciones agresivas; el GABA actúa como tranquilizador y relajante” (p.55). 
 
LA DOPAMINA EL JUEGO
 
La dopamina que se produce durante el juego, actúa sobre el sistema nervioso originando una alta motivación física que se manifiesta en las habilidades corporales y en su movimiento. De hecho, cuando la dopamina se produce en altas cantidades (dependiendo del juego), en muchos casos, produce alucinaciones y fantasías que acompañan a los juegos. Lo anterior debido a que la dopamina se transforma en mezcalina, sustancia que altera las funciones mentales originando cambios de la presión arterial, temperatura de la piel, activando el sistema de alerta y atención, debido a que dilata la pupila. 
 
El nivel de estrés también se elimina por la producción de serotonina que reduce la ansiedad y regula el estado de ánimo del jugador. Seguidamente, se convierte en un alucinógeno suave llamado bufoteina.  Por último,  se produce acetilcolina el cual favorece los estados de atención, aprendizaje y memoria. He ahí la gran importancia del juego creador, en lo relacionado con los procesos psicológicos superiores. De esta manera, el cerebro en síntesis es una fábrica bioquímica con capacidad de fabricar drogas sicodélicas. 
 
En las experiencias lúdicas, es donde  los niños, los jóvenes y los adultos  encuentran el mayor placer del juego. De la capacidad  de los juegos de producir diferentes opiáceos  del cerebro, depende no sólo el placer del juego, sino la posibilidad didáctica del mismo, ya que a mayor producción de opiáceos, mayor será la zona de creatividad del ser humano, para poder producir nuevos mundos imaginarios, nuevos mundos fantásticos, nuevas criaturas, nuevas ilusiones, nuevas incertidumbres, nuevos deseos, es decir, nuevas experiencias, para estimular la inteligencia lúdica.
 
En palabras de Joe Dispenza “Todos somos seres adictos a las emociones, este problema no es sicológico, sino bioquímico”.  
 
LA DOPAMINA Y LA ESCRITURA
 
Desde las perspectivas anteriores es difícil volver medibles las emociones y los estados alterados de conciencia que produce la dopamina y otros neurotransmisores en un acto escritural .En este sentido se requiere un acto atravesado por el diálogo , porque yo no puedo decir,ni aún siendo Neurologo:YO ME SIENTO LÍMBICO O DOPAMÍNICO ,SINO QUE SIMPLEMENTE DIGO ME SIENTO FELIZ,ME SIENTO BIEN…
 
Es decir,no existen metodologías objetivas o empíricas que me permita acceder a la interioridad humana.De esta manera los sentimientos y las emociones solo pueden manifestarse desde dentro y las emociones y los sentimientos según KEN WILBER pertenecen a la experiencia interior del sistema límbico.
 
Muy atentamente, 

CARLOS ALBERTO JIMÉNEZ V.
Magister Comunicación y Educación
PHD Profesor Titular Universidad Libre Seccional Pereira
---
ludicacolombia.com
neuromarketing.com.co
neuropedagogialudica.com
neuropedagogiacolombia.com
carlosalbertojimenez.com
---
sencillezyorden.es/users/carlos-jimenez/favorites