DISCUSIÓN ABIERTA [Foro] Foros NOTAS DE PRENSA Mindfulness, capitalismo

Etiquetado: 

Mostrando 0 respuestas a los debates
  • Autor
    Publicaciones
    • Fernando Pérez del RíoFernando Pérez del Río
      Participante
      Número de entradas: 44


      <p style=»margin: 0cm 0cm 18.0pt 0cm;»><span style=»font-family: ‘Verdana’,’sans-serif’;»>Entraré a detallar el porcentaje de personas y los efectos no esperados de esta práctica, el 25,4% según Cebolla y col. (2017). En verdad, sí me resultaría un tanto surrealista verme recomendar esta técnica a una persona cercenada por los problemas, las deudas o a punto de ser desahuciada. Como afirmaba Ruth Whippman en The New York Times, es más bien una técnica para privilegiados que, en diferentes poses, lo practican tomando el sol a las 11 de la mañana.</span></p>
      <p style=»box-sizing: border-box; margin: 0px 0px 1.5em; color: #666666; font-family: ‘Open Sans’, sans-serif; font-size: 14px;»><span style=»font-family: ‘Verdana’,’sans-serif’;»>Vanesa Pérez en su ensayo “la dictadura del Coaching. Manifiesto por una educación del yo al nosotros”, 2019 decía: “Cuidado con la estética del mindfulness color pastel, nos quitan la conciencia y la denominan “plena”.</span></p>
      <p style=»box-sizing: border-box; margin: 0px 0px 1.5em; color: #666666; font-family: ‘Open Sans’, sans-serif; font-size: 14px;»><span style=»font-family: ‘Verdana’,’sans-serif’;»>Dentro de un ejercicio sintético y a riesgo de simplificar, la idea central es que, dentro de la cultura enjoy, ciertas técnicas se centran en el yo y no en el cambio social. El mindfulness sería el punto máximo de esta corriente. A unos trabajadores despedidos de una empresa se les facilitó un motivador personal trainner que pronto les hizo ver su responsabilidad, “su culpa”: esos trabajadores, una vez amaestrados, obviamente no denunciaron a la empresa. Con estas mimbres, el lector puede explicarse por qué esta técnica es tan óptima para el capitalismo.</span></p>
      <p style=»box-sizing: border-box; margin: 0px 0px 1.5em; color: #666666; font-family: ‘Open Sans’, sans-serif; font-size: 14px;»><span style=»font-family: ‘Verdana’,’sans-serif’;»>Hettie O’Brien escribía en la revista New Statesman (“How mindfulness privatised a social problem”): “En lugar de preocuparse por la transformación social, uno se centra en sus síntomas, en la preocupación por el presente, la atención plena se ha convertido en el mecanismo perfecto […] privatiza el estrés y alienta a las personas a ubicar la raíz de las dolencias mentales en su propia ética de trabajo. Individuos obsesionados con la autotransformación, más que como una lucha para superar el sufrimiento colectivo”.</span></p>
      <p style=»box-sizing: border-box; margin: 0px 0px 1.5em; color: #666666; font-family: ‘Open Sans’, sans-serif; font-size: 14px;»><span style=»font-family: ‘Verdana’,’sans-serif’;»>Sabemos de la correlación positiva entre la enfermedad mental y la desigualdad, y si alguien está interesado en el tema, recomiendo el libro Ensayo sobre la desigualdad, publicado por la UBU.</span></p>
      <p style=»box-sizing: border-box; margin: 0px 0px 1.5em; color: #666666; font-family: ‘Open Sans’, sans-serif; font-size: 14px;»><span style=»font-family: ‘Verdana’,’sans-serif’;»>Estar centrados en el presente puede tener sus indigestiones y puede llegar a ser un infierno, según Ruth Whippman, quien escribió el libro America the Anxious: “Lo que diferencia a los humanos de los animales es exactamente esta capacidad de salir mentalmente de lo que nos está sucediendo en este momento y asignarle contexto y significado. Nuestra felicidad no proviene tanto de nuestras propias experiencias, sino de las historias que nos contamos que las hacen importantes”.</span></p>
      <p style=»box-sizing: border-box; margin: 0px 0px 1.5em; color: #666666; font-family: ‘Open Sans’, sans-serif; font-size: 14px;»><span style=»font-family: ‘Verdana’,’sans-serif’;»>Cada día podemos encontrar más ensayos que se detienen en el problema que supone el centrarse tanto en uno mismo, yo recomendaría:</span></p>
      <p style=»box-sizing: border-box; margin: 0px 0px 1.5em; color: #666666; font-family: ‘Open Sans’, sans-serif; font-size: 14px;»><span style=»font-family: ‘Verdana’,’sans-serif’;»><span style=»color: windowtext;»>Sonríe o muere: La trampa del pensamiento positivo (Noema)</span> de Barbara Ehrenreich 2019.</span></p>
       
      <p style=»box-sizing: border-box; margin: 0px; color: #666666; font-family: ‘Open Sans’, sans-serif; font-size: 14px;»></p>

      FERNANDO PÉREZ DEL RÍO
      Dr. en Psicología | Consulta privada de psicología
      Profesor de la Universidad de Burgos
      www.burgospsicologia.es

      www.radiosapiens.es/podcast/burgos-psicologia/
      www.sencillezyorden.es/usuarios/fernando-perez/favoritos/
      www.elcorreodeburgos.com/autores/fernando-perez-del-rio_23.html

      LIBROS ESTRELLA:
      www.sencillezyorden.es/libros-estrella/ensayo-sobre-la-desigualdad
      www.sencillezyorden.es/libros-estrella/nuevas-adicciones-adicciones-nuevas

Mostrando 0 respuestas a los debates
Respuesta a: Mindfulness, capitalismo

You can use BBCodes to format your content.
Your account can't use Advanced BBCodes, they will be stripped before saving.

Tu información: